Las bolsas europeas en disposición de superar enormes resistencias

Los alcistas siguen al mando

Dejamos atrás una semana importante en las bolsas en la que se han calibrado las fuerzas de los alcistas tras el vencimiento de Derivados de la anterior. Ha habido ciertos momentos de “calma tensa”, pero la lectura de la semana ha sido finalmente positiva con los principales índices sosteniéndose sobre los primeros soportes de corto plazo. Por tanto, a pesar la sobrecompra, de las importantes resistencias a las que nos enfrentamos en la mayoría de índices de referencia europeos, con razón o sin ella, el control sigue estando en manos de los alcistas y eso, desde Trader35.com no lo vamos a discutir. La tendencia alcista originada en marzo del pasado año sigue en marcha y no hay motivos técnicos para no confiar en más subidas.

Entendemos que las subidas pueden ser ya muy limitadas, pero también podemos equivocarnos y que aún reste un buen tramo de subida. Como lo que no somos es adivinos lo único que nos preocupa es seguir nuestro plan de trading. Mantener aquellas posiciones que se mantienen fuertes en tendencia e ir cerrando aquellos títulos o índices que van perdiendo sus soportes más próximos.

No es momento de comprar de forma significativa

Como venimos insistiendo, no es momento ya de comprar de forma significativa con vocación de medio y largo plazo. Para ello nuestra recomendación es paciencia, paciencia para esperar un ajuste de entre el 38,2% y el 50% de la subida originada hace ya algo más de un año, que es cuestión de tiempo que tome cuerpo, aunque aún puedan restar subidas por varias semanas más.

Recordemos que Wall Street se encuentra en subida libre, y que los principales índices de referencia europeos en sus versiones tradicionales, sin acumulación de dividendos, tienen pendiente superar importantes resistencias. En el caso del Eurostoxx 50 una resistencia doblemente importante, los máximos de 2015 y del pasado año. Otros como el Cac 40 fránces y el propio Eurostoxx 600, hablamos de que se enfrentan al techo de la anterior gran crisis del año 2007. El AEX holandés ataca los máximos del año 2000. Más rezagado, si miramos el Mib 30 italiano aún tiene pendiente superar el primer gran rebote formado en el suelo de 2009, y también los máximos de 2015, que han venido frenado reiteradamente las subidas en los últimos años. Su superación abriría la puerta a su reestructuración alcista. Tristemente, mucho más débil está nuestro selectivo Ibex 35, que aún se encuentra muy lejos de todas estas resistencias. Los 11.886 puntos son los máximos que marcó el Ibex en 2015. Hasta ahí tiene un 40% de subida desde los niveles de cierre del viernes, por lo que vemos muy difícil, por no decir imposible, que el selectivo español en la actual fase logre alcanzar este entorno resistivo sin corregir de una forma significativa. En el mejor de los casos podríamos contemplar que logre alcanzar los máximos precovid-crash, los 10.100 puntos, que aún están a un 19% desde los niveles de cierre del viernes, lo que da muestra de su debilidad relativa.

Si tomamos en cuenta la versión con dividendos del Eurostoxx 50, SX5T, se encuentra ya marcando máximos históricos, pero también se aproxima a una resistencia muy importante que va a ser difícil de superar.

Superar resistencias tan importantes sería un gran argumento de fortaleza de cara a próximos años

Con todo, la importancia de que los índices europeos superen estas resistencias tan importantes, radica en que reforzaría aún más un escenario de continuidad alcista en próximos años, un escenario en el que una corrección una vez superados estos niveles sería una extraordinaria oportunidad para comprar fuertemente confiando en un nuevo gran ciclo alcista originado en los mínimos del pasado año.

Soportes a vigilar

De forma general, mientras no se pierdan niveles como son los 31.500 puntos de Dow Jones, los 3.820 puntos de S&P 500, o los 3.680 puntos de Eurostoxx 50, cualquier eventual consolidación sobre estos niveles será vista como una simple pausa para seguir avanzando. La rotación sectorial hacia valores más cíclicos y tradicionales está provocando más debilidad en los sobrecomprados valores tecnológicos. Venimos vigilando muy de cerca el comportamiento del Nasdaq 100, que esta semana ha puesto a prueba la zona de soporte de los 12.700 puntos, de cuyo mantenimiento venimos diciendo que dependen sus opciones de volver a presionar sus máximos históricos sin corregir en mayor medida. Ha salvado la semana apoyándose en un soporte decreciente que discurre ligeramente por debajo los 12.700 puntos, por lo que también se mantiene alcista. Ceder este soporte mucho nos tememos que arrastraría al resto de índices, complicando mucho su continuidad alcista, si bien, mientras no pierda los 12.065/11.900 puntos no tomaría cuerpo dicha corrección. Por ello, vigilamos muy de cerca su comportamiento.

No perdemos de vista el ETF VIXY

Como amenaza, no perdemos de vista tampoco el comportamiento del ETF de volatilidad VIXY, que ha alcanzado una zona de soporte y giro potencial muy importante que también hemos venido señalando. Dada la relación inversa que tiene con las bolsas si gira desde estos niveles seria también una señal de agotamiento comprador. Si el VIXY supera los 11,90 dólares, solapándose con la última consolidación, un giro podría estar en marcha y sería mala noticia para las bolsas a corto plazo que señalaría que una corrección podría estar ya en marcha. Con todo, no nos sorprendería que aún pueda tener cierto recorrido a la baja.

Visitas: 25

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de dBolsa.com para añadir comentarios!

Participar en dBolsa.com


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2021   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio