La Bolsa Es Algo Más Que Números Que Bajan y Suben

Una sala llena de ejecutivos agitando documentos en su mano derecha levantada mientras gritan lo compro o lo vendo es lo que muchos se imaginan cuando escuchan hablar de la bolsa. Otros imaginan una pizarra llena de cifras rojas y verdes y creen que ese es todo el concepto de esta organización, pero, aunque no lo creas, la bolsa es algo más que números que bajan y suben. 

Detrás de esa cara que normalmente vemos en las películas, hay una cantidad enorme de personas frente a su portátil haciendo análisis e intentando tomar decisiones importantes para hacer dinero y a la misma vez siendo conscientes que, de cierta forma, también dependen del azar. Esto sería como jugar a la ruleta online con dinero real, el mismo sentimiento y muchas veces el mismo resultado. Solo hay que esperar a que la ruleta se detenga o a que el mercado cierre.

Negociar desde tu casa

La idea de la sala ruidosa con mucha gente gritando se nos quedó grabada en la mente por tantas películas con imágenes similares y, aunque en su momento el ambiente era algo similar, la vieja forma de comerciar en la bolsa murió hace algún tiempo atrás con la llegada de la era digital. Si piensas por ejemplo en cómo realizabas el pago de tus facturas de servicios domésticos unos años atrás y cómo lo haces ahora, comenzarás a entender cómo ha evolucionado la forma de hacer negocios en la bolsa. 

Hoy en día, cualquier persona con un dispositivo con conexión a internet y un poco de habilidad puede comerciar acciones y muchos instrumentos financieros desde casa. Es decir, si deseas invertir un poco de tus ahorros y tienes un poco de conocimiento, tú puedes ser hoy el tenedor de una acción de Apple, Twitter o Google sin tener que hacer un largo viaje a la bolsa de Nueva York. No quiere decir que debas hacerlo sin orientación, sino ver cómo el acto mismo de negociar no requiere mayor sacrificio.

Números rojos y verdes

Aunque es cierto como dijimos al principio, la bolsa es algo más que números que suben y bajan, esta descripción la encontrarás en cada operación realizada, siendo mayormente los números que bajan de color rojo y los números que suben de color verde. Aunque desde el punto de vista de análisis técnico, esto a veces podría darse en sentido contrario. La forma para tener como resultado estos números de colores se resume al hecho de saber cuándo es momento de comprar o vender, y los beneficios o pérdidas posibles al final de estas transacciones.

¿Cómo puedo operar en este mercado?

Aunque para tener éxito en la bolsa o mercado bursátil debes tener un conocimiento más profundo del que puedes encontrar en este texto, la mayoría de los comerciantes o corredores participantes en esta organización económica generalmente basan sus estrategias en tres pasos concretos.

Análisis financiero

En este primer paso, los comerciantes o corredores buscarán toda la información necesaria acerca del instrumento financiero que quieran operar para tomar la mejor decisión posible, y de esta manera asegurar que su dinero pueda generar beneficios a corto, mediano o largo plazo. En este paso deben tomarse en consideración el valor presente del activo, su posible valor futuro y cuánto interés hay por este en el mercado. El análisis es una herramienta primordial para saber si nuestros números en la bolsa serán de los que suben o de los que bajan.

Trading o acto mismo de comerciar

Después de haber hecho el análisis correspondiente, es momento de tomar acción. La mayoría de estas transacciones se hacen de forma remota, pero algunas aún conservan la formalidad de una firma o huella. Al momento de comerciar debemos asegurarnos de que es el momento exacto, el instrumento financiero exacto y las condiciones exactas de compra o venta. La operativa puede tener diferentes temporalidades y seremos nosotros quienes decidan si queremos una acción que gane valor con el tiempo, un bono cobrado a futuro con algunas comisiones a nuestro favor o si solo queremos especular en el mercado en temporalidades bajas para aprovecharnos de la subida o bajada de precio de un activo.

Gestión de riesgo

Aunque es el tercer paso del proceso, no es menos importante. Como mencionamos anteriormente, el hecho de tener la facilidad de operar en la bolsa con un dispositivo digital desde casa no garantiza poder hacerlo bien sin los conocimientos necesarios. La mayoría de las personas restan importancia a este pilar y muchas veces puede generar un gran dolor de cabeza dejarlo a un lado. Aquí debemos generar ciertas preguntas como ¿cuánto beneficio me traerá?, ¿será rentable en el futuro? o ¿cuánto espero ganar y cuánto estoy dispuesto a perder? Suele suceder que las letras pequeñas son ignoradas y, activos que parecen tener un jugoso beneficio, se desinflan después de exorbitantes comisiones y gastos administrativos.

Detrás de los números

Queda claro que los números que suben y bajan no lo son todo en la bolsa, pues detrás de ellos hay millones de personas y entidades comerciando activos e instrumentos financieros que mueven la economía mundial hacia adelante o hacia atrás, generando crecimiento y estabilidad o recesión y caos.

Visitas: 31

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de dBolsa.com para añadir comentarios!

Participar en dBolsa.com


Juega a la quiniela de la Bolsa

Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2020   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio