El impacto de la crisis china en los bancos españoles que operan en bolsa

La crisis china está afectando gravemente a las bolsas de todo el mundo. Tras sufrir pérdidas superiores al 8 % durante la jornada del 3 de febrero, que supusieron unas pérdidas equivalentes a las del PIB de Noruega o Emiratos Árabes Unidos, los negativos efectos del coronavirus siguen haciéndose notar por todo el mundo. El ejemplo más claro se encuentra en el Ibex 35 y en cómo los bancos españoles están sufriendo para mantener sus valores.

El Banco Popular de China no ha logrado el efecto deseado

Hace unos días, con motivo de la reapertura de las bolsas chinas tras la celebración del Año Nuevo, el Banco Popular de China anunció una inyección de capital superior a los 15 000 millones de euros. Esto supuso aplacar la tendencia a la baja de las últimas jornadas, pero solo durante unas horas. Y es que, a pesar de lo visto a primeras horas de la mañana, las pérdidas en el Ibex 35 por parte de los principales bancos nacionales, entre los que destaca el BBVA y el Banco Santander, han llegado al 1 %. En total, el Ibex 35 parece estabilizarse en torno a los 9400 puntos tras haber superado el peor mes de enero desde 2016.

Parece evidente que la gran cantidad de deuda española que poseen los bancos chinos es uno de los principales motivos por el que los inversores se muestran cautelosos a la hora de invertir. No hay que olvidar que esas entidades financieras, durante los tramos más duros de la crisis económica experimentada en la pasada década, fueron las que más apostaron por la compra de deuda de países de la Unión Europea.

Los clientes también buscan nuevas alternativas

Por su parte, también se está haciendo notar una falta de confianza por parte de los pequeños y medianos empresarios en los servicios de banca tradicional. Las comisiones, la falta de fluidez en la gestión y los elevados tipos de interés aplicados están propiciando que apuesten por nuevos modelos como, por ejemplo, los ofrecidos por neobancos como Bank4Pro.

Estos negocios no solo encuentran en este tipo de bancos una alternativa completamente digital y adaptada plenamente a sus necesidades, sino también la posibilidad de satisfacer sus demandas de una forma más económica. Por ejemplo, no son pocos los que ya ofrecen Terminales de Puntos de Venta y cuentas específicas para ellos que mejoran las condiciones de los bancos convencionales.

En definitiva, las principales entidades financieras españolas no solo tienen que temer a la crisis china, sino también a su propia capacidad para adaptarse a los nuevos y tiempos y para competir con un nuevo modelo de banca.

Visitas: 29

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de dBolsa.com para añadir comentarios!

Participar en dBolsa.com

Comentario por peroluistl el febrero 6, 2020 a las 1:55am

wow, que excelente este material me ayudo mucho 


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2020   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio