Amazon dispara su cotización gracias a la nube - Análisis de los últimos resultados trimestrales

Amazon no dejó a nadie indiferente al reportar por primera vez resultados trimestrales que incluía el rendimiento en detalle de su negocio en la nube. En el informe la compañía demostró que no solo la nube pública es un negocio rentable, sino que además puede ser el núcleo de sus operaciones en un futuro no muy lejano.

Era jueves por la tarde y el mercado esperaba el reporte de resultados de Amazon, sobre el cual se proyectaba una pérdida en torno a los 61 millones de dólares. Cerca del cierre de la jornada, cuando las cifras fueron presentadas, se confirmó que la compañía registró una pérdida de 57 millones de dólares, con lo cual ingresó apenas un 52% de lo recaudado hace un año. Acto seguido,durante las operaciones del viernes las acciones se disparan hasta ..., convirtiendo a la compañía en uno de los motores que impulsó al índice Nasdaq a un nuevo máximo histórico. Esta no es la típica subida post-resultados, así que si les parece repasemos las razones de esta increíble ganancia en la cotización que permitió a Jeff Bezos, director financiero de la firma, echarle a la hucha la friolera de 4.650 millones de dólares en un solo día gracias a su participación accionaria.

Primero miremos al total de ventas, que cerró el periodo en 22.720 millones de dólares, alcanzando un 15,1% de incremento respecto al mismo trimestre del 2014. Este valor supera con comodidad las proyecciones de los analistas en 180 millones de dólares, y si descontáramos el efecto cambiario negativo podría haber sumado otros 1.300 millones de dólares. Dicha facturación corresponde en un 75% a las ventas de productos y en un 25% a las ventas de servicios. El grueso de estos ingresos proviene de la región norteamericana, que de momento aporta el 59% de la facturación total de la empresa, tras crecer 24% en términos anuales durante el trimestre.

En la evaluación por divisiones observamos que el negocio de medios –que ofrece productos como libros, música y videos- creció 5,1% en Norteamérica pero cayó 12,2% en el resto del mundo. Este apartado representa el 23% de la facturación de la compañía. Por su parte, la división de Electrónicos y Mercancía en General -que engloba al negocio de comercio electrónico- incrementó sus ventas un 30,9% en Norteamérica y 3,7% a nivel internacional, recaudando un 69% del total ingresado en el periodo. No obstante ninguno de estos segmentos fue el causante del alza en la cotización el pasado viernes, pues la revalorización de la acción fue el resultado de una grata sorpresa en la división de servicios en la nube: Amazon Web Services (AWS), que representa el restante 8% de la facturación.

 

Amazon other Logo

Amazon Web Services demostró un crecimiento del 49% anual, recaudando 1.570 millones de dólares en el trimestre

 

Recordemos que entre las empresas del sector tecnológico se extendió como práctica común el no presentar informes financieros detallados correspondientes a los servicios en la nube. Y era en medio de esta opacidad y misterio donde pululaban los profetas del apocalipsis. Tomemos como ejemplo a Steve Brazier de la compañía financiera Canalys, quien se había permitido señalar que el negocio en la nube era poco más que un esquema piramidal, donde las empresas ganaban clientes en base a promesas y luego reinvertían sus ingresos en más data centers para continuar el ciclo. El señor Brazier incluso proyectó que AWS estaba perdiendo 2.000 millones de dólares al año –declaración que realizó hace poco más de 12 meses.

Ergo, la estupefacción del mercado -y suponemos que de Steve Brazier- al conocer el primer informe detallado de las operaciones de Amazon Web Services, división que demostró un crecimiento del 49% anual, recaudando 1.570 millones de dólares en el trimestre, y cerca de 6.000 millones de dólares en el último año. Esto deja a Amazon a la cabeza del negocio en la nube en términos de facturación, por delante de competidores tan poderosos como IBMMicrosoftSalesforce y Google, empresas que a pesar de liderar algunos segmentos de servicios cloud aún están muy lejos de alcanzar este volumen de ventas.

Para contextualizar esta afirmación considérese que IBM factura 3.800 millones de dólares al año con su plataforma de Software como servicio (SaaS), mientras que Microsoft declara ventas de su nube comercial por el orden de los 6.300 millones de dólares, pero esto incluye a muchos otros productos que no son equivalentes a la oferta AWS de Amazon. Pero además existe otro indicador que hace de Amazon Web Services un diamante en bruto, y es que la división proporcionó en el trimestre beneficios operativos por un montante de 265 millones de dólares, o 60% de los beneficios operativos totales de Amazon. Esto deja en ridículo tanto a la afirmación de Steve Brazier de que la nube pública no es rentable, como también a lo dicho por un alto ejecutivo de Cisco, que expresó que solo Microsoft y Google podrían sobrevivir al derrumbe que está por venir en la nube.

Esta última observación no es casual, pues firmas como Cisco yEMC siguen de cerca la evolución del negocio en la nube ya que evidentemente esta puede impactar las ventas de dispositivos de almacenamiento y switches de red, entre otros productos. En este sentido, el analista Rod Hall de JP Morgan ya ha señalado que el buen reporte de Amazon, en lo que a arquitectura de almacenamiento virtual se refiere, debe ser motivo de preocupación para Cisco. Esto debido a que AWS posee márgenes de ganancia bastante buenos que se harán evidentes una vez se estabilice la inversión de Amazon en este apartado, por el contrario Cisco verá aumentar las presiones sobre su modelo de precios una vez que esto ocurra.

Y es que nadie puede poner en duda, al conocerse las cifras de la nube pública de Amazon, que esta oferta de servicios ha llegado para quedarse, e incluso Wall Street comienza a preguntarse si la firma no debería enfocar sus mayores esfuerzos a este apartado. La razón para ello es que Amazon históricamente ha sufrido de bajos márgenes de ganancia en su negocio de comercio, como resultado de su agresiva estrategia de ofertas para ganar penetración de mercado. Esto se hizo más evidente durante este trimestre, ya que al ceder mayor relevancia a las ventas detalladas de terceros, por encima de su propia oferta, la compañía vio el margen bruto crecer hasta el 32%, un nuevo record en sus operaciones.

Así queda demostrado que las fortalezas de la firma en el negocio de comercio electrónico están en su potente motor de búsqueda de productos y en su maravillosa logística de entregas. De tal manera que si redirigiera sus esfuerzos a explotar estas fortalezas, al tiempo que ocupa sus recursos en fomentar su vínculo con el mercado corporativo a través del negocio en la nube, Amazon en última instancia sería una compañía más rentable. Esto implicaría para Amazon convertirse en una empresa diferente a la que hoy conocemos, pero “diferente” fue lo que le valió 14,13% al alza en tan solo una jornada. Vale la pena considerarlo.

Visitas: 12

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de dBolsa.com para añadir comentarios!

Participar en dBolsa.com


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2022   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio