Santander y BBVA logran ser rentables: sus retornos alcanzan el 10%

ana-botin-y-carlos-torres.jpg

El Santander y BBVA han alcanzado el nivel de rentabilidad que exigen los mercados, de un 10%, y que, por ende, los reguladores toman como referencia. Ambos, además, lo han conseguido en plena incertidumbre del coronavirus, lo cual es aun más destacable, aunque sendos bancos admiten que el panorama es complejo y el futuro aún es inestable.

Hasta la fecha y en época prepandemia, tanto el Santander como el BBVA llegaron en algún momento a acercarse a dicho umbral, pero nunca lo alcanzaron. El banco cántabro, en marzo de este año, en cambio ha reportado una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 9,8%, aunque en términos ordinarios (descontando determinados ajustes) ha registrado un 10,44%. BBVA, por su parte, ha declarado un 10%, pero en su caso, indica que si se incluye el balance de EEUU, cuya venta se cerrará este verano previsiblemente, bajaría al 9,3%.

El consejero delegado anticipó este viernes que el objetivo del grupo es que se consiga el doble dígito a partir de ahora, sobre todo, una vez que se implemente el ERE en España, ya que es la único mercado en el que opera que no alcanza el nivel de rentabilidad óptimo. De hecho, esta fue una de los argumentos que Genç utilizó ayer para justificar el despido colectivo para 3.450 trabajadores. "En España la banca no sostenible", resaltó, por lo que "es necesario que actuemos, no hay más remedio". Asimismo consideró también que la venta de EEUU facilitará el cumplimiento de este objetivo, ya que es otro de los países donde el sector y propio banco genera menores rendimientos.

De esta manera, los dos principales españoles por tamaño se unen al club de entidades que son rentables a juicio de los inversores y de los organismos supervisores. De manera habitual, tanto Bankinter como Abanca lo han sido y a cierre de marzo se mantenían con retornos superiores al doble dígito.

El ROE de Bankinter se sitúa en el 11,27%, mientras que el de Abanca es el más elevado del sector nacional, al alcanzar el 12,1%. Previsiblemente, la rentabilidad del banco naranja bajará en los próximos trimestres debido a la desconsolidación de su balance de Línea Directa, aseguradora que empezó a cotizar este jueves, y que restará cerca de una cuarta parte de los beneficios que venía obteniendo. Bankinter, si bien, ha prometido que en 2023 habrá recuperado todo este terreno.

Abanca, a diferencia del grupo que dirige María Dolores Dancausa, tiene una mejor posición, después de las diferentes adquisiciones que ha venido realizando y que sumarán ingresos y permitirán sinergias de costes. Recientemente ha sellado un acuerdo para comprar el negocio de Novo Banco y hace unos meses culminó la toma de Bankoa a Crédit Agricole.

A falta de conocer los datos de CaixaBank, que incluirán extraordinarios como un badwill millonario por la absorción de Bankia, y de Unicaja y Liberbank, que están en proceso de fusión, el Sabadell y Kutxabank cuentan con rentabilidad muy bajas y muy por debajo de lo que exige el mercado. Además, en los dos, este ratio ha descendido en el primer trimestre.

El ROE del Sabadell ha bajado hasta el 1%. El objetivo del banco catalán es ir incrementando poco a poco este retorno con un plan estratégico que anunciará previsiblemente este mes de mayo y que fija como prioridad el seguir en solitario, tras romper las negociaciones de fusión con BBVA y en un impulso acelerado de la transformación digital para disparar la rentabilidad.

Kutxabank, que no cotiza y no tiene planes para colocarse en bolsa en los próximos años, ha visto en el primer trimestre del ejercicio como su ROE caída hasta el 2,63% por partidas extraordinarias, como menores ingresos por dividendos de participadas.

Discriminación por riesgos

Algunas entidades se muestran convencidas de que los inversores empezarán a discriminar por entidades y exigirán a cada una unos retornos diferentes en función de sus riesgos. Este es el caso de Ibercaja, que confía en poder debutar en el mercado con la promesa de llegar a un ROE del 7% en los próximos tres ejercicios. Un porcentaje que a día de hoy está por debajo de los reclamos, que se estiman como poco en el 8% para grupos financieros concretos.

El logro de BBVA y el Santander se fundamenta, sobre todo, en la caída abrupta de las provisiones hasta marzo en comparación con trimestres anteriores. Aunque también hay factores, como la reactivación de la actividad y el mayor ingreso por comisiones, que han disparado su rentabilidad. En ambos bancos, los retornos fueron negativos a cierre del primer trimestre de 2020 por los ajustes en los fondos de comercio de filiales extranjeras y las dotaciones anticipadas por el coronavirus .

Fuente: Eleconomista

Visitas: 46

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2021   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio