Santander, BBVA, CaixaBank y Bankinter pagarán el dividendo de 2020, según Bank of America

El banco de inversión da por perdidos los abonos de Bankia y Sabadell. La firma cree que los reguladores deben permitir cuanto antes el reparto de beneficios.

Todo el que pueda pagar, volverá a hacerlo cuanto antes. Bank of America tiene clara su opinión sobre la obligación de suprimir los dividendos que han lanzado las autoridades europeas y es una muy crítica. La prohibición no hará mucho por reforzar la solvencia de la banca y puede ser muy dañina para su cotización, aseguran sus analistas, que creen que las entidades recuperarán los abonos en cuanto los reguladores levanten la mano.

Santander, BBVA, CaixaBank y Bankinter están en la lista de bancos españoles para los que Bank of America apuesta por algún tipo de dividendo con cargo a los resultados de 2020. Bankia y Sabadell, en cambio, están en el grupo de los que tendrán que esperar a que el golpe del coronavirus se amortigüe para dar ese paso, y no será en el horizonte más inmediato, según los analistas.

Fuentes del mercado, sin embargo, consideran que todavía no se ha dicho la última palabra. Bankia, por ejemplo, ha anunciado que prevé cerrar el año con beneficios y cuenta con una elevada capitalización. En todo caso, la clave es que las autoridades europeas eliminen la prohibición y Bank of America cree que la presión para ello es importante.

Deutsche Bank, Barclays, Lloyds, RBS o ABN también tendrán difícil pagar dividendo este año por su falta de rentabilidad, calcula el banco de inversión estadounidense, mientras que HSBC, BNP Paribas, Société Générale, Intesa o UniCredit lograrán trasladar a sus accionistas parte de los beneficios que consigan en 2020.

Santander fue uno de los bancos que antes puso a resguardo su solvencia con la cautela sobre los dividendos. También ha sido uno de los primeros en decir que es una decisión temporal y, a ser posible, de muy corto plazo. «Espero que en octubre la situación sanitaria y económica global nos permita valorar de nuevo el dividendo», aseguró su presidenta, Ana Botín, en una entrevista en El País.

Lo mismo piensa Bank of America. «Recuperar los dividendos es apremiante, incluso solo unas pocas semanas después de su eliminación», explican sus analistas en un informe. «A menos que haya un apetito por la nacionalización a gran escala, creemos que los gobiernos y los reguladores obtendrán un mejor resultado de un sistema bancario que quiere crecer, en lugar de uno incentivado a reducirse», añaden.

14.000 millones en retribuciones en la zona euro

La predicción de Bank of America es que los bancos de la zona euro terminarán pagando 14.000 millones de euros en dividendos por los beneficios de este año. En Reino Unido, la cifra será de unos 4.500 millones.

El argumento del banco de inversión para llegar a estas cifras es doble. Por un lado, considera que suprimir los dividendos es un gesto más estético que fundamental: el impacto en las ratios de capital es testimonial y más cuando los bancos han entrado en la actual crisis mucho más reforzados que en la pasada. Por otro, pone en la balanza el daño que le hace al sector, sobre todo porque ahuyenta a los accionistas, que son la verdadera base de capitalización de la banca. Sin ellos, el coste de capital se dispararía.

«Desde una perspectiva de supervisión, mantener la prohibición mejoraría ópticamente las ratios de capital, pero claramente deprime el valor en Bolsa. La fortaleza de los bancos depende tanto de su capitalización bursátil como de su precio en libros y las prohibiciones de dividendos han demostrado ser contraproducentes», afirma el análisis de la entidad estadounidense.

Por eso, los movimientos no se harán esperar. Bank of America los anticipa para las presentaciones de resultados del segundo trimestre, cuando los bancos comenzarán a dar visibilidad sobre si van a pagar dividendos y cuándo. Esperar a octubre o a 2021, como recomienda el Banco de Inglaterra, provocaría fuertes caídas en Bolsa adicionales a las que ya llevan sobre sus espaldas los bancos europeos.

«No creemos que un sector bancario que pague dividendos sea más débil», explica Bank of América. «Al revés, igual que la prohibición provocó el colapso de las acciones en Bolsa, una reanudación de los dividendos generaría subidas».

Y más si lo que se busca es que haya consolidación en el sector. El banco de inversión descarta cualquier movimiento de fusión mientras las entidades no tengan visibilidad sobre si podrán retribuir a los accionistas. Y considera que estas operaciones eran ya fundamentales antes de que estallara la pandemia y ahora son vitales, «con el pronóstico de un deterioro de los ingresos, los costes esencialmente iguales y mucha más necesidad de provisiones», señala.

La única duda de Bank of America es cómo saldrán los reguladores del lío en el que han metido a la banca por la prohibición de pagar dividendos. Su recomendación es que deshagan el camino cuando antes para que las entidades que puedan recuperen con celeridad la retribución a los accionistas.

Fuente: Expansion

Visitas: 81

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2020   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio