Meliá se convierte en la primera firma turística en borrar las pérdidas del Covid

Meliá Hotels va camino de convertirse en la primera de las grandes del sector turístico nacional en dejar atrás la pandemia, por paradójico que pueda parecer, ya que existe quórum entre los analistas en que a la hora de salir del túnel será.... Este miércoles llegó a cotizar por encima de los 7,3 euros, niveles ya prepandemia, aunque la caída de ayer -del 1,7%- deja a Meliá a un 1,4% de nuevo de batirlo. En todo caso, desde los mínimos del último año (en su caso, en marzo) su acción se revaloriza un 162%, la mayor de entre sus comparables del Ibex, y después de eDreams, en el Continuo, que sube un 234% y es la única que ya sitúa su precio un 4,5%por encima de los niveles de febrero de 2020.

La clave: las reservas

Las acciones de Meliá suben cerca de un 11% solo desde el pasado lunes 22 de febrero. Este último estirón en bolsa tiene que ver con que las reservas de viajes desde Reino Unido se han disparado desde la semana pasada, tras conocerse el plan de desescalada del país a partir de mayo, y como detalla la propia hotelera, en base a los datos de su plataforma, la mayor demanda se concentra "en septiembre, seguido de agosto, octubre, julio, junio y mayo, coincidiendo con los tiempos en que se estima se irá ampliando la inmunidad de rebaño [por las vacunas] en Europa y normalizando la situación".

"El destino absolutamente prioritario de dichas reservas es España [casi un 50% de su ebitda (beneficio bruto]", resaltan en la compañía de la familia Escarrer, desde donde relatan que, "comparando las reservas de británicos para los hoteles vacacionales españoles -25 de febrero de este año frente al mismo día de 2020-, las diferencias son: +63% en junio, +113% en julio, +89% en agosto, +25% en septiembre y +153% en octubre".

A finales de enero, Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá, admitió en una entrevista concedida al elEconomista, que los británicos estaban "ya reservando sus vacaciones en España, aprovechando la fortaleza de la libra". Según defendió entonces, "el negocio vacacional es el segmento que antes se va a recuperar, y está claro que hay una demanda contenida, de gente que ha sufrido menos económicamente y tiene ganas de viajar, y esas ganas son las primeras que van a salir".

Al proyectar la recuperación de la industria de los viajes, los analistas coinciden, en general, en este enfoque y destacan el liderazgo vacacional del grupo respecto al resto de hoteleras cotizadas, ya que en su cuenta de resultados el segmento urbano apenas supone un 24% del beneficio bruto.

"Es importante considerar cualquier impacto estructural a más largo plazo en los viajes de negocios [urbano] por el aumento de reuniones y eventos virtuales como resultado de la pandemia de coronavirus", explica Citi en un informe reciente, en que alude a una encuesta entre "271 gestores de viajes empresariales en Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Alemania que sugiere que podría haber una reducción del 15% al 25%".

Las previsiones apuntan a ebitda positivo ya en el tercer trimestre de este 2021, tras el catastrófico 2020 y la prácticamente hibernación que queda hasta el verano, aunque la visibilidad es mucho menor para la reconstrucción de las ganancias previas a la pandemia. La clave está en la mejora de márgenes, "y con menos facturación, obtener antes el beneficio bruto de 2019 por la digitalización, la reestructuración orgánica y el mayor peso de las ventas en Meliá.com [canal propio de reservas]", resumió Escarrer.

IAG, la más alejada

La antigua Iberia es el valor turístico más alejado de volver a cotizar a niveles previos al estallido de la crisis. Sus acciones todavía se sitúan un 51% por debajo, a pesar del rally que acumula solo en el último mes, del 43%, de vuelta a superar los 2,50 euros por acción. IAG es la favorita entre los analistas para encarar la recta final hasta el verano, con una recomendación de compra y la expectativa de que el ritmo de vacunación aumente la ocupación de sus aviones, sobre todo, de cara a la parte final de la temporada estival. Según Bloomberg Intelligence "a cierre de marzo contará con 9.000 millones de euros de liquidez", lo que le garantiza, al ritmo actual, contar con caja hasta febrero el próximo año. Desde mínimos sube un 153%.

NH Hotel, de perfil más urbano que Meliá, casi duplica su valor en bolsa desde los mínimos. Sus títulos aún cotizan un 21% por debajo de firma del sector más alejada. En el caso de Aena y Amadeus esta distancia es del 14,2%, de media, tras protagonizar un rebote desde el suelo del último año del 55% y 74%, respectivamente.

Aena y Amadeus, en beneficio

Aena y Amadeus son las dos únicas firmas del sector turístico para las que los analistas estiman la vuelta a beneficios en 2021. De manera modesta, el gestor aeroportuario obtendrá ganancias de 191 millones de euros, según las estimaciones. Amadeus, por su parte, rozará un beneficio neto de 100 millones de euros. En el lado opuesto figura IAG, a quien los expertos atribuyen pérdidas contables de más de 1.500 millones de euros, después de presentar números rojos históricos en 2020 por valor de 6.923 millones de euros. En 2022 el consenso espera que vuelva a obtener beneficios por más de 1.000 millones, como también ha mejorado la estimación sobre Meliá Hotels. Por la mínima, pero el consenso prevé hoy que la hotelera gane unos 3 millones de euros el próximo año tras pérdidas estimadas para 2021 de más de 190 millones de euros. Mantienen, en cambio, las pérdidas previstas para NH Hotel en 2022, de más de 30 millones, en el que sería su tercer año consecutivo.

Fuente: Eleconomista

Visitas: 33

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2021   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio