La remontada de la discordia en Wall Street: Tesla rebota un 50% desde mínimos

No está siendo un buen año para Tesla. Con un entorno de subidas de tipos y desaceleración económica (con fuertes alertas de recesión), los inversores han huido en masa de las firmas cíclicas y se han parapetado en valores defensivos o, especialmente, en deuda pública. La incursión de Elon Musk para hacerse con Twitter tampoco ha ayudado. Sin embargo, la compañía ya ha avanzado un 47% en solo cuatro meses.

La firma de coches mantiene un futuro incierto con el contexto actual y acumula un problema detrás de otro este 2022. Al margen de la complicada situación macroeconómica, pesan especialmente los problemas de suministro con respecto a China, donde tienen una de sus gigafactorías. A pesar de que la vuelta a la normalidad en Occidente lleva un tiempo activa, en China la guerra contra el covid sigue muy presente y los confinamientos y brotes han seguido siendo la norma en numerosas ciudades, lastrando la producción y dañando la demanda del país.

Esta situación, sumada a la situación general de la economía, provocaron que la compañía perdiese casi la mitad de su valor en los cinco primeros meses del año. Sin embargo, ahora ha logrado frenar la sangría y, en el cómputo global del año, ha reducido las pérdidas a un 22,97%.

Uno de los grandes puntos de inflexión para consolidar el rebote fueron los resultados del primer semestre del año. El segundo trimestre Elon Musk anunció que, a pesar de unos ingresos que decepcionaron a los analistas (16.900 millones de dólares) logró beneficios de 1.950 millones, frente a las pérdidas que todo el mundo daba por hecho por la subida de los costes de fabricación y logística.

Este aumento del 253% semestral en sus beneficios (5.577 millones de dólares) provocaron que el mercado se acercara con otro enfoque a la firma. Para empezar Tesla, con su fábrica china cerrada, había conseguido la mayor producción de vehículos de su historia con 258.000 vehículos y 254.000 entregas. De paso, había elevado los márgenes operativos al 14,6% , unos de los más altos de la industria.

La empresa de Elon Musk logró subir los precios de todos sus modelos y lograr mejorar sus beneficios en un momento de fragilidad para el sector, una noticia que ayudó a consolidar un rebote que ya llevaba un mes en marcha y que comenzó con el abandono de Musk de su ofensiva por hacerse con Twitter.

Además, Tesla ha sido una de las grandes beneficiadas de la ley sobre impuestos, clima y cuidado de la salud de Biden. En definitiva, el proyecto de la Casa Blanca frente al cambio climático ha empujado al alza a la firma desde que empezó a promocionarse, hasta que finalmente se ha logrado aprobar en el Senado a comienzos de agosto.

Biden ofrecerá ayudas de 7.500 dólares para comprar vehículos eléctricos

Este proyecto de ley ofrece a los consumidores de EEUU créditos públicos de 7.500 dólares para la compra de vehículos eléctricos, además de un programa de gasto de 400.000 millones para que los consumidores adopten coches eléctricos y energías renovables.

En ese sentido el mercado contempla esta ley como una garantía de que la demanda de coches eléctricos se mantendrá firme, que se impulsará la transición al coche eléctrico pese a la crisis y, especialmente, que se impulsarán oportunidades para empresas como Tesla, por ejemplo, con la apuesta por una mayor producción de litio y microchips, elemento clave para la fabricación de estos vehículos.

Por último, cabe destacar que Tesla realizó un Split de sus acciones para que el valor de las mismas baje de 900 dólares por título a 300 dólares. Una medida que según Josh Gilbert, analista de mercado de eToro, suele incentivar de forma muy sensible las subidas en bolsa. "Los datos muestran que hay un repunte en la propiedad minorista y a menudo un salto en el precio de las acciones después de una división. Desde 1980, las empresas del S&P 500 que han anunciado splits de acciones han obtenido una media del 25,4% en los 12 meses siguientes".

Guerra en Wall Street

Pese a todos los analistas están profundamente divididos sobre el futuro de Tesla y sobre si en el contexto actual toca comprar o vender. El consenso de Bloomberg otorga a la firma de Elon Musk un potencial de -3%. Pese a que firmas como Credit Suisse creen que seguirá subiendo hasta conquistar los 333 dólares (ahora cotiza en los 307), otros como BNP Paribas defienden que caerá hasta los 180. La división entre los expertos es absoluta, con Deutsche Bank otorgándole los 400 dólares, logrando así niveles previos a 2022 y rozando sus máximos históricos de noviembre de 2021 (407 dólares por título tras el split).

El consenso, aunque muy dividido,  muestra que un 55% de los analistas cree que es momento de comprar, dado que subirá más, mientras que el 25% opta por mantenerse y el 20% por romper posiciones ante nuevas caídas.

Hay muchos argumentos para pensar que Tesla puede seguir cayendo dando el contexto económico y que este verano solo ha sido una corrección tras una sangría excesiva. Sin embargo, también hay muchos que, amparados por sus resultados y la apuesta de los países por la electrificación creen que este solo es el inicio y que el rebote podría solo ser el inicio de una auténtica remontada como pocas se han visto en tan poco tiempo en Wall Street.

Fuente: Eleconomista

Visitas: 31

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2022   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio