IAG es la única aerolínea europea que apenas necesitará más financiación

IAG es el único gran grupo de aerolíneas europeo que apenas necesitará más financiación para salir de la crisis. La liquidez de la compañía alcanzó a cierre del primer trimestre de este año 10.500 millones de euros, frente a los 9.100 millones de finales de 2019. Goldman Sachs prevé que consumirá cerca de 3.800 millones de caja en 2021 -en 2020 fueron 4.700 millones- y considera que la posición de tesorería actual "será suficiente" para despertar definitivamente de la hibernación provocada por la pandemia de coronavirus.

"La liquidez disponible debería ser suficiente para superar los próximos meses y aguantar hasta que el mercado comience a recuperar e IAG vuelva a generar caja", coincide Iván San Félix, analista de Renta 4.

"No contemplamos que IAG necesite financiación adicional por un importe significativo", continúa el experto del banco de inversión español, quien incide en que "esto es relevante especialmente después de que la deuda neta haya aumentado en los últimos 12 meses casi 5.000 millones de euros hasta 12.400 millones y que la compañía haya adelantado algunos ingresos y retrasado pagos (pendientes) e inversiones (en flota, principalmente)".

El endeudamiento será de 3,3 veces en 2022 y de 2,2 en 2023, por debajo de los competidores

También es relevante en la comparación con el resto de aerolíneas europeas, "que están en una situación más comprometida y que creemos que seguirán siendo más dependientes de recibir fondos para financiar sus operaciones y que en algunos casos tendrán que refinanciar deuda nuevamente", añade.


Air France-KML podría enfrentar una ampliación de capital y una restructuración de la deuda por el elevado consumo de caja. Deutsche Lufthansa está considerando la venta de activos y existe el riesgo de que tenga que reestructurar el balance y refinanciar deuda. Y Ryanair, el grupo que más rápido se prevé que incrementará sus ganancias en la recuperación, podría refinanciar un bono de 850 millones de euros con vencimiento en este mismo junio de 2021.

IAG emitió el 18 de mayo bonos convertibles por 825 millones de euros como una de las últimas medidas para afrontar el final de la crisis. Este tipo de deuda ofrece la posibilidad de transformarse en acciones a vencimiento, y "busca fortalecer el balance y liquidez [...], y una mayor flexibilidad operativa y estratégica para beneficiarse de una recuperación en la demanda", según la propia compañía.

Desde el inicio de la pandemia, IAG ha tomado distintas medidas para reforzar su liquidez. "Un plan de reducción de gastos e inversiones y medidas para conseguir financiación (emisiones de bonos, ampliación de capital, concesión de préstamos de autoridades gubernamentales), anticipos de cobros (acuerdo con American Express) y retrasar pagos (plan de pensiones entre octubre 2020/septiembre 2021)", resume Iván San Félix, de Renta 4.

Renta 4: "El resto del sector está en una situación financiera más comprometida"

Tras este despliegue, las estimaciones del consenso de mercado que reúne FactSet muestran que el endeudamiento (deuda neta/beneficio) de IAG será de 3,3 veces en 2022, el primer año total (o casi) de reconstrucción del tráfico aéreo, y que se reducirá a 2,2 en 2023, la menor ratio si se mide respecto a sus principales competidores, Air France-KML y Deutsche Lufthansa.

Unas previsiones que contrastan con el retraso en bolsa de IAG frente al sector (ver gráfico) y que Goldman Sachs justifica por la mayor dependencia de IAG de los viajes UE-Reino Unido y los transatlánticos, "que se reabrirán más lentamente en las primeras etapas de la recuperación".

Fuente: Eleconomista

Visitas: 38

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2021   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio