En un año de volatilidad como el presente, las firmas vinculadas a la salud no están haciendo valer su condición de refugio, con pérdidas del 12% en el caso del sectorial europeo. Si bien no todo el sector se anota pérdidas, las compañías más expuestas al negocio de la sangre son las que acaparan los mayores retrocesos.

Este es el caso de Grifols, que continúa sin remontar el vuelo en bolsa y se mueve en zona de mínimos anuales tras caer un 32% desde enero hasta niveles que no visitaba desde febrero de 2013.

Ni siquiera la noticia de que la multinacional ha logrado el permiso de la UE para comercializar sus test de diagnóstico temprano de alzhéimer sirvió para impulsar al valor, que ayer cedió un 2%.
En opinión de Álvaro Arístegui, analista de Renta 4, "actualmente estos test están disponibles sólo en el ámbito investigador, incluyendo centros especializados en esta enfermedad neurodegenerativa por lo que el impacto económico a corto plazo debería ser mínimo en el conjunto de la compañía".

Este experto sí cree que más a medio y largo plazo, "contar con un test para el diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer con ventajas competitivas antes otras alternativas podrá suponer una nueva fuente de ingresos relevante".

Así las cosas, es en el largo plazo en el que hay que pensar con Grifols en la cartera y aprovechar que cotiza a un multiplicador de beneficios de 14 veces, lo que implica un descuento del 12% frente a la media de sus pares.

Fuente: Eleconomista

Visitas: 36

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2022   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio