Deoleo se ha desplomado en Bolsa más del 32% después de que la CNMV haya anunciado la suspensión de su cotización a partir del lunes 25 al cierre del mercado una vez que ayer logró el visto bueno del regulador de los mercados a su ampliación de capital de 50 millones de euros, el último paso previo a su acuerdo de reestructuración, que dará entrada a sus acreedores en el capital con el 49% de la empresa. Los accionistas y los preferentistas que no acudan a la ampliación perderán toda su inversión.

Deoleo inicia el proceso para completar su ampliación de capital de 50 millones de euros. La CNMV ha dado luz verde al folleto de la operación, donde se explica que la inyección se hará a través de la suscripción de 500 millones de acciones a un precio de 0,10 euros, de los que 0,002 euros corresponderán al valor nominal de los títulos y los 0,098 euros restantes a la prima de emisión.

Cada accionista podrá suscribir 21 nuevas acciones por cada 59 derechos de suscripción actuales. La empresa señalaba ya ayer en el folleto que su cotización se suspenderá este lunes y que espera que las nuevas acciones comiencen a cotizar el 25 de junio. CVC, con un 56,4% del capital, asegurará hasta 40 millones de la ampliación.

La empresa asegura en el folleto que todos los accionistas que no acudan a la ampliación (la empresa tiene unos 12.000 minoritarios) perderán íntegramente su participación en Deoleo, ya que la misma irá precedida de una reducción de capital (operación acordeón) a cero euros. De esta forma, el capital social de Deoleo, una vez terminada la ampliación, estará totalmente compuesto por los títulos suscritos en la misma.

La empresa emitirá warrants para que estos accionistas puedan verse beneficiados con hasta un 10% de una futura venta de Deoleo, aunque las circunstancias que tienen que producirse para lograr esa compensación son muy complicadas en el escenario actual.

Preferentistas a cero

Lo mismo ocurrirá con los preferentistas. Deoleo ha informado a la CNMV que en las próximas semanas tiene previsto aprobar la disolución y simultánea liquidación de la sociedad Deoleo Preferentes. Esta sociedad llevó a cabo una emisión de 300 millones en 2006 de las que 42,5 millones de euros están aún en circulación y se encuentran en manos de terceros ajenos a Deoleo.

La empresa contrató a PwC para determinar el valor de su liquidación y su conclusión, emitida en octubre de 2019, es que será cero. No obstante, Deoleo dará a los preferentistas la opción de suscribir parte de la ampliación si ésta no es completada en su totalidad antes por los inversores que tienen una prioridad sobre ellos.

Sin dividendo hasta 2026

Deoleo recoge en su folleto que no ha repartido dividendos a sus accionistas durante los últimos tres años y que tiene limitaciones para su reparto debido a su alto endeudamiento y el acuerdo de reestructuración alcanzado con los acreedores. En concreto, en virtud de este pacto, la sociedad avisa de que no tiene previsto repartir dividendos hasta el vencimiento íntegro de la nueva financiación, algo que está previsto en el año 2026.

Otro de los riesgos recogidos en el documento tiene que ver con las fuertes pérdidas extraordinarias que ha tenido la empresa en los últimos años y que ascienden a casi 500 millones desde 2016. La mayoría se corresponde con el deterioro de sus activos. La empresa valora ahora sus marcas en 266 millones menos que hace cuatro años.

No obstante, los datos recogidos en el folleto también muestran el cambio de rumbo de Deoleo iniciado en 2019. "En el mes de abril se ha mantenido el buen comportamiento del primer trimestre del año 2020 y, en especial, del mes de marzo", explica la compañía. Sus ventas han crecido un 21,6% entre enero y abril respecto al mismo periodo de 2019, "gracias al crecimiento del 26,3% en los volúmenes vendidos". Mientras, su ebitda se ha disparado un 228%, hasta los 25,5 millones.

Un acuerdo necesario

La reducción de capital y posterior ampliación por 50 millones de euros son necesarios para sacar a Deoleo de causa de disolución, tras las pérdidas registradas por la empresa, pero también son el paso previo para finalizar la reestructuración de la compañía. La nueva Deoleo, denominada Deoleo Hólding, estará controlada en un 51% por sus actuales accionistas, con CVC a la cabeza, mientras que el 49% restante estará en manos de los acreedores de la compañía.

Éstos canjearán una parte importante de la deuda por capital, lo que reducirá la deuda de 575 a 242 millones. El folleto recoge los futuros vencimientos a los que tendría que hacer frente Deoleo si se produce la reestructuración o no y la fotografía es muy diferente. Los 80 millones de deuda que vencen este año se convertirían en 21, mientras que en 2021 y 2022 la empresa pasaría de tener que abonar unos 500 millones a prácticamente no pagar nada, ya que no debería devolver el grueso de la deuda hasta a partir de 2024.

Fuente: Expansion

Visitas: 58

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2020   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio