Deoleo aprueba la reestructuración pactada con sus acreedores y los accionistas lo pierden todo

Botellas de aceite de Deoleo, de la marca Carbonell.

La junta de Deoleo da luz verde a la reducción de capital de la compañía a cero euros y la posterior ampliación por hasta 50 millones, así como la nueva estructura de capital que traspasará todos los activos y pasivos de Deoleo SA a una filial de la que los actuales accionistas, con CVC a la cabeza, tendrán un 51% y el 49% restante quedará en manos de sus acreedores a cambio de capitalizar 283 millones de deuda. "Hemos perdido toda nuestra inversión", denuncian los minoritarios.

La junta extraordinaria de Deoleo aprueba, gracias a los votos de CVC, su accionista de control, el plan de reestructuración de la compañía pactado con sus acreedores el pasado mes de septiembre y que ya ha sido aceptado por el 100% de los mismos.

"El acuerdo nos permitirá salvar la causa de disolución y nos dará la capacidad financiera necesaria para poder llevar a cabo nuestro plan de negocio a cinco años", ha indicado Ignacio Silva, consejero delegado del dueño de Carbonell, que ratificó su confianza en el futuro de la compañía.

No obstante, antes de llegar a ese punto, Deoleo tendrá que dar de nuevo varios pasos dolorosos. La junta ha aprobado que se apliquen la totalidad de las reservas de la sociedad a la compensación de sus pérdidas, así como una nueva reducción de capital de la empresa, la tercera en cuatro años, que dejará en cero euros el capital social de la empresa mediante la amortización de todas las acciones en las que se divide el mismo. En otras palabras, los accionistas verán cómo se esfuma el 100% del valor nominal de sus acciones.

En paralelo, Deoleo le pide de nuevo a los accionistas que aporten fondos a la compañía a través de una ampliación de capital (operación acordeón) de hasta 50 millones de euros, que CVC ha asegurado en un 80%, es decir, en 40 millones de euros. Así, los accionistas que no acudan a la ampliación, cansados de perder dinero, verán cómo queda difuminada su inversión.

Emisión de warrants

La empresa deja abierta una puerta para ellos, aunque las opciones de que se materialice son hoy escasas. Deoleo hará una emisión de warrants a favor de los accionistas que tengan reconocido derecho de suscripción preferente en el marco del aumento de capital, acudan al mismo o no, y que no tengan la condición de inversores profesionales. Esta emisión les daría derecho a obtener el 10% de una futura venta de Deoleo en los próximos cinco años.

Como no incluye a los inversiones profesionales, supondría que el 20% del capital actual de Deoleo se podrían repartir el 10% de la venta, pero para que se cumpla ésta debería superar los 575 millones, el valor de la deuda sindicada de la empresa, lo que resulta complicado en una compañía que capitaliza 33 millones y que al cierrre del tercer trimestre sumaba un ebitda de 19,3 millones.

Capitalización de la deuda

Además de la liquidación de Deoleo Preferentes, la otra cuestión aprobada en la junta extraordinaria de la sociedad es la más novedosa y la que más afectará al futuro de Deoleo. El acuerdo de refinanciación, con la consiquiente ampliación de plazos y reducción de intereses, lleva aparejado un plan de capitalización de la deuda por parte de los acreedores de Deoleo.

La aceitera traspasará todos sus activos y pasivos a una filial, Deoleo Hólding, de la que controlará el 51%, mientras que el 49% restante pasará a manos de los acreedores de Deoleo, que capitalizarán en acciones 283 millones de deuda de la compañía, cuyo pasivo bruto asciende ahora a 575 millones. Unida al resto de decisiones, la nueva Deoleo pasará a tener una deuda bruta de 243 millones y reducirá en un 60% el dinero que paga por su deuda.

"Estamos pagando 26 millones de intereses al año, con un ebitda de 19,3 millones en los nueve primeros meses del año, lo que suponía una situación insostenible", ha indicado Silva, que confió en que la nueva estructura se complete en el primer semestre de este año. El directivo confió además en poder cumplir el plan propuesto para la empresa, que pasa por alcanzar un ebitda de 55 millones en 2023.

Los minoritarios estallan: "Tenían que estar en la cárcel"

La situación de Deoleo provocó que varios accionistas de la empresa estallasen durante su junta. "La reestructuración es buena para todos menos para los minoritarios. Nuestra inversión queda reducida a cero y encima nos piden más dinero si queremos seguir siendo accionistas", dijo Iago Pasado, en representación de una asociación formada por varios inversores de la sociedad y que ha demandado a Deoleo pidiendo la impugnación de sus cuentas.

Sus palabras, no obstante, no fueron las más gruesas. "Llevo casi 10 años como accionista y sólo hemos visto pérdidas y pérdidas. Hasta al más tonto del mundo no le pasaría esto. Tenían que estar ustedes en la cárcel", señaló Alfonso Fernández, dirigiéndose a los directivos de Deoleo y a los representantes de CVC en la sala.

Un habitual de las juntas de la empresa, José Antonio del Barrio, tampoco escatimó en sus críticas. "Señor Silva, sus palabras están vacías. Dice lo mismo que antes dijeron el señor Carbó o el señor Arroyo. Sólo escuchamos promesas desde 2014 que siempre se han convertido en engaños. No nos tomen por tontos", dijo. Y añadió: "Alguno de ustedes acabará teniendo que dar explicaciones como las van a tener que dar varios directivos de Dia", añadió en referencia a la imputación del antiguo CEO de la cadena de supermercados, Ricardo Currás, y varios exdirectivos de Dia por falsear las cuentas de la empresa.

Fuente: Expansion

Visitas: 102

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2020   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio