¿Tiene sentido ser optimistas en el Dow Jones este año?

2018 fue un año en el que muchos analistas financieros se mostraron excesivamente optimistas y terminaron llevándose un buen batacazo en el cuarto trimestre del año. Este 2019 ha empezado con mucho ruido de fondo agorero, lo que muchas veces se traduce en un rally alcista, por paradójico que parezca.

Fuente: Wikimedia Commons

Siguen sonando con fuerza los tambores de guerra comercial entre China y Estados Unidos, ¿pero son motivo suficiente para un apocalipsis financiero, tal y como vaticinan algunos analistas de mercados? Al fin y al cabo, las conversaciones siguen abiertas entre el gobierno estadounidense y el gobierno chino, por lo que no pueden darse por perdidas tan alegremente. No podemos olvidarnos de que ambos países se juegan mucho, especialmente a nivel económico. No parece probable que vayan a dar un paso en falso y, lo cierto, es que esta guerra comercial ha tenido más de retórica que de pragmática hasta la fecha.

El gráfico del Dow Jones muestra el mantenimiento de la recuperación tras los mínimos de 52 semanas registrados el pasado mes de diciembre. El análisis técnico en temporalidad semanal (la más fiable, junto con la mensual, al eliminar el molesto ruido de la volatilidad irrelevante) muestra un rebote perfecto justo antes de alcanzar el soporte proporcionado por la media exponencial de las últimas 200 sesiones. Indica también un soporte en la media exponencial de las últimas 50 sesiones, un signo que también invita a pensar en una continuación alcista en los próximos meses. El Índice de Fuerza Relativa (RSI) se sitúa en territorio neutral en el gráfico semanal, pero alcista en el gráfico mensual, tras el sólido rebote de finales de diciembre de 2018.

Fuente: Maxpixel

Ojo, esto no significa que este año no podamos entrar en un ciclo bajista en los índices de Wall Street. Significa que todavía pueden hacerse buenas operaciones en el lado de los toros en este recién estrenado 2019. La tendencia es nuestra amiga hasta que se rompe y muchos osos se han quemado en situaciones similares pasadas tratando de conseguir el corto de sus vidas. Parece mucho más razonable cambiar de sentimiento solo cuando se confirme la violación de nuestra hipótesis alcista. Y es que tenemos más probabilidades de acertar con un sistema de trading reactivo que con uno predictivo. No conseguiremos quizá las mayores rentabilidades absolutas, pero dormiremos mucho más tranquilos y experimentaremos unos drawdowns menos dolorosos.

En conclusión, ser optimistas este año sobre la cotización del Dow Jones y de los demás índices de Wall Street tiene sentido siempre y cuando seamos conscientes de que cuando la acción de precio nos lo indique, deberemos pasarnos al otro bando. Si continúa la tendencia alcista actual en medio de todo el drama que se respira en el ambiente, mejor para nosotros, ya que el mercado no nos habrá echado fuera prematuramente. Si, en cambio, el rally se aborta y se produce una caída, cambiaremos de premisa, sin ninguna atadura ni prejuicio, y abriremos posiciones en la dirección contraria. Una estrategia en la que no nos casemos con nuestras posiciones abiertas es sinónimo de éxito (y de supervivencia) a largo plazo.

Visitas: 44

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de dBolsa.com para añadir comentarios!

Participar en dBolsa.com



Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2019   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

google.com, pub-4565030210782421, DIRECT, f08c47fec0942fa0