¿Oro como activo refugio? Análisis del Oro, Ibex-35, Dax, Eurostoxx50, Dow Jones

Las Bolsas en Europa se inclinan por las subidas, esperanzadas en nuevos avances en las negociaciones comerciales entre EEUU y China. El Ibex continúa su remontada por encima de los 8.800 puntos. En su subida recupera ya hasta 500 puntos desde los mínimos intradía con los que comenzó 2019
    El tono alcista con el que finalizó ayer Wall Street sirve de respaldo a los inversores de la renta variable europea, a la espera, una vez más, de las novedades que se produzcan en el marco de las negociaciones comerciales entre EEUU y China. El secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, se ha mostrado esperanzado en lograr un pacto "con el que podamos vivir", mientras que desde Pekín han aumentado la compra de soja de EEUU.
    La Bolsa española mantiene la línea alcista predominante desde el pasado viernes, camino de la que sería la tercera subida consecutiva. El Ibex recupera los 8.800 puntos, cerca de 500 puntos por encima de los mínimos intradía del recién inaugurado año, los 8.354 puntos registrados el pasado 2 de enero.
   El conjunto de las Bolsas europeas replica el signo alcista con el que cerró ayer Wall Street, sin perder de vista los posibles avances que se produzcan en las negociaciones comerciales entre EEUU y China. El EuroStoxx50 consolida su colchón por encima del nivel de los 3.000 puntos, y el Dax alemán busca acercarse al umbral de los 11.000 puntos.
   ANÁLISIS IBEX-35
   Se antoja una semana interesante, aunque no carente de la volatilidad que caracteriza el entorno actual en renta variable. El selectivo de la bolsa española ha conseguido sujetarse en los entornos de los 8.400 puntos, algo que le ha permitido rebotar y aligerar parte de la sobreventa acumulada existente, ya que era brutal.
   Para que el rebote sea fiable, debería llevar a nuestro selectivo por encima del nivel clave que representan los 9.000 puntos, por encima de los cuales nos devolvería a un nivel de neutralidad. Para ello queda un escaso 1.5% desde niveles actuales, y esperamos pueda cuanto menos alcanzar dicha cota, aunque realmente no asistiremos a un cambio de tendencia (tal y como hemos comentado ya en otras ocasiones) si no se superan los 9.450 enteros que es por donde pasa la parte alta del canal bajista en el que se encuentra inmerso nuestro selectivo.
   Momento para los inversores más especuladores que busquen un pequeño rebote, pero no para los más conservadores que deberán esperar confirmación por encima primero de los 9.000 y luego por encima de 9.450.
  
   DAX
   En cuanto al Dax alemán, este índice ha venido también mostrando una clarísima secuencia de máximos y mínimos decrecientes llevando sus niveles hasta la parte baja del canal bajista que viene desplegando a lo largo de los últimos meses provocando caídas prácticamente sin descanso durante los últimos meses.
   El rebote esta vez se ha producido en la zona de los 10.500 puntos, rebote que tratará de alcanzar su primer nivel de resistencia intermedio situado en los 11.000 enteros (además de ser un nivel psicológico). Su superación llevaría a este índice a buscar el cierre de los 3 huecos bajistas consecutivos que se encuentran en los 11.450, 11.330 y 11.200. Luego ya vendría donde la matan, y veremos si el Dax tiene la fuerza suficiente como para seguir subiendo o cuanto menos, rebotando.
   En cualquier caso, siempre tendremos que tener muy en cuenta los niveles de soporte, que se encuentran por debajo de los 10.400 puntos. Una pérdida de este nivel implicaría mayores recortes y una fase correctiva mayor, siendo el escenario al que damos menor probabilidad.
 
   EUROSTOXX-50
 
   Al igual que el resto de índices europeos, el Eurostoxx-50 mantiene un tono negativo prácticamente desde comienzos del recién terminado 2.018, con una consecución de máximos y mínimos decrecientes en gráficos de prácticamente todas las temporalidades, con medias móviles bajistas que presionan sus niveles a la baja y encasillado dentro de un canal también bajista, encontrándose en el momento actual en la parte baja del rango.
   Esto, unido a la gran sobreventa acumulada, debería propiciar un rebote de precios dentro de este índice que lo lleve a buscar la primera zona de resistencia que tenemos situada en los 3.100 puntos y posteriormente, si el rebote sigue, hacia 3.260 enteros, siendo estos dos sus principales referencias intermedias.
   Es prematuro hablar de cambio de tendencia, puesto que lo que viviremos antes es un rebote , y no cambiaremos de sesgo mientras no se superen los 3.400 puntos.
  
   DOW JONES
 
   En los últimos meses, y con la guerra comercial como telón de fondo, la dificultad para seguir subiendo se ha puesto de manifiesto en los principales índices de la bolsa neoyorquina, unos índices que se habían mostrado impasibles ante las caídas que se estaban produciendo en Europa, ahora están "tocados", puesto que se han perdido niveles de soporte muy importantes poniendo en jaque la actual tendencia y provocando rupturas contundentes de soportes, de libro en algunos casos.
   Momento importante e interesante, ya que para el medio plazo existen empresas a buen precio con Per bajo que constituirían oportunidad de compra, pero la coyuntura no deja de estar del todo clara y tanto inversores como gestores parece que esperan a que el panorama político y económico se despeje algo más antes de tomar decisiones de inversión.
   Bajo el punto de vista técnico, y volviendo al índice que nos atañe, el Dow Jones de Industriales mantiene una situación de rebote desde la zona de los 22.000 puntos (nivel psicológico importante) desde donde ya ha formado una vuelta en V tratando de volver a los entornos de los 24.500 puntos y poder, de esta forma, recuperar el canal y directriz principal perdidos.
   A corto plazo, es vial que se recupere dicho nivel de resistencia, aunque nos encontraremos con alguna que otra resistencia intermedia en el camino. Hablamos de los 23.500 y 24.000 puntos, resistencias que no deberían ser un lastre importante para conseguir nuevos objetivos.
   Solamente por debajo de 22.500 se anularía el proceso de rebote actual y se volvería al escenario correctivo.
  
   ORO
   Si en tiempos de turbulencias hay siempre un activo que se comporta mejor que el conjunto de los mercados de renta variable actuando como valor refugio, este subyacente es el oro. El metal precioso, en términos técnicos, se encuentra en fase de rebote, y ya ha llegado al super objetivo Fibonacci 61.80% a toda la última gran caída, es decir, los 1.300 dólares la onza.
   Si observamos el gráfico adjunto, veremos que el rebote que comentamos ha tenido su origen en los 1.160 dólarse y que se enfrenta a una resistencia importantísima en esos 1.300, donde aplicando cierto filtro, obtenemos una nueva resistencia en 1.310 dólares, pues bien, si este nivel es superado, no quedaría otra parada hasta máximos interanuales en 1.360, por lo que generaría una importante señal de compra para corto plazo.
   En resumen, si vemos precios de cierre del oro por encima de los 1.310 dólares, es compra, con objetivos en 1.360, completando de esta forma la figura iniciada, aunque como siempre, deberemos colocar su consiguente stop, que quedaría situado por debajo de 1.290 dólares.
 
   Un saludo cordial a todos y mucha suerte,
   Daniel Santacreu
   Jefe de Estrategias y Director de Mercatradingbolsa
   Opere con XTB y disfrute de las mejores comisiones y PROMOCIONES: http://mercatradingbolsa.com/xtb.html

Visitas: 15

Los comentarios están cerrados para este post



Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2019   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

google.com, pub-4565030210782421, DIRECT, f08c47fec0942fa0