Repsol vuela en bolsa gracias al petróleo y a los planes renovables

Desde los mínimos anuales que firmó el pasado mes de febrero, los títulos acumulan una revalorización superior al 20% y aún les queda un potencial del 2,8% según el consenso.

Foto: El presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante su intervención en la junta de accionistas de la compañía El presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante su intervención en la junta de accionistas de la compañía

A falta de dos años para que cumpla el plazo que se dio Repsol en el plan estratégico que presentó en octubre de 2015, la petrolera se ha visto obligada a revisarlo casi por completo. Y ya es la segunda vez ya que lo hace. No obstante, a diferencia de la anterior, -en febrero de 2016 cuando tuvo que revisar el precio estimado del crudo de 50 dólares a 40 dólares para ser rentable-, el 'problema' ahora no es que las condiciones reales se haya tornado peores de lo esperado inicialmente, sino todo lo contrario.

[Siga la cotización del valor en el índice]

De hecho, desde que el pasado mes de abril, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, anunció la presentación del nuevo plan estratégico el próximo 7 de junio, con el principal objetivo de buscar "crecimiento orgánico" y ampliar sus oportunidades en otros negocios como la electricidad, las acciones en bolsa han pisado el acelerador. Así, desde los mínimos anuales que firmó el pasado mes de febrero, los títulos acumulan una revalorización superior al 20% y aún les quedaría un potencial del 2,8% -que va en aumento a medida que se revisan estimaciones- atendiendo al precio objetivo medio del consenso de Bloomberg, fijado en los 16,98 euros.

Evolución acciones de Repsol en bolsa (Bloomberg) Evolución acciones de Repsol en bolsa (Bloomberg)

No en vano, el viento ha empezado a soplar fuerte de cola para la compañía, que recoge ahora los frutos del fuerte ajuste que contempló en su plan estratégico 2015-2020, con una importante reestructuración interna destinada a evitar duplicidades e ineficiencias tras la expropiación de YPF, la venta de GLP y la compra de la canadiense Talisman por un lado, y para ser rentable en un escenario de deprimidos precios del petróleo (hasta con un barril en los 40 dólares) por otro.



EP

Ahora el panorama es muy distinto y parece que el ciclo bajista en el que entró el petróleo en 2014 podría tocar a su fin. La apuesta entonces de la compañía fue la de plantear dos escenarios, uno malo y otro peor, contemplando la caída del crudo hasta los 40 dólares como de hecho ocurrió. Ahora, las tensiones geopolíticas en Oriente Medio han llevado al barril de crudo a tocar máximos desde aquel año, por encima de los 75 dólares por barril, lo que que ha servido de guinda al plan de desinversión que puso en marcha entonces para generar más flujo de caja, reducir su deuda hasta en un 45% y aumentar la retribución de los accionistas.

Tal es así que el mercado está con Repsol y aunque a día de hoy un 43% del consenso recomienda comprar y un 45% mantener, lo cierto es que ya se han empezado a suceder las mejoras de recomendaciones antes, si quiera, a conocer la actualización de ese plan para los dos próximos años. Es el caso de Credit Suisse, que tras la presentación de sus resultados y la junta de accionistas de la semana pasada ha elevado el precio objetivo a los 17 euros, casi un 10% más del que contemplaba anteriormente.




Por su parte, desde Bankinter recomiendan "comprar" y destaca, por un lado, los buenos resultados mostrados por la compañía en el primer trimestre del año, con una "evolución muy positiva de la deuda financiera", que se sitúa en los 9.935 millones de euros tras caer un 4,7% y que se revisará aún más a la baja cuando se contabilice la venta del 20% de Gas Natural por 3.800 millones de euros; y, por otro, las nuevas oportunidades de negocio que es lo que realmente el mercado está esperando que se desvele en junio.

No en vano, descartado el dividendo extraordinario por la venta de Gas Natural, como ya adelantó el presidente de la petrolera, Antonio Brufau, en la junta de accionistas del pasado viernes, todas las miradas están puestas en la reinversión de esos recursos en negocios de gas y electricidad, no regulados, pero con una rentabilidad superior a la de Gas Natural.

Por tanto, "a corto y medio plazo, los catalizadores de Repsol serán la cotización del crudo, que se mantendrá en los niveles actuales hasta la salida a bolsa de Aramco y el plan estratégico, que conoceremos en junio", concluyen desde Bankinter.

Fuente: Cotizalia

Visitas: 60

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2018   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio