Los inversores señalan a Bankia tras la nueva hoja de ruta del BCE

El mercado cotiza que junto a Sabadell será uno de los grandes perdedores por el retraso en la subida de tipos.

La nueva hoja de ruta de Mario Draghi ha dejado dos grandes perdedores en Bolsa. Bankia y Banco Sabadell han encabezado las pérdidas en las tres sesiones posteriores a la reunión del BCE, en las que se han dejado en el camino un 9,7% y un 9% de su valor respectivamente. Una cifra significativamente superior al descenso medio de los ocho bancos españoles después en el mismo periodo.

Este lunes, Bankia apenas ha reaccionado en Bolsa tras el duro castigo de las dos últimas sesiones. La acción del banco que preside José Ignacio Goirigolzarri cerró totalmente plana en los 2,42 euros y fue la única junto a la de Bankinter que no rebotó en la primera sesión de la semana. Por el contrario, Sabadell avanzó casi un 2% y lideró los avances entre los bancos del Ibex 35.

La realidad es que poco más de un año después de la presentación de sus planes estratégicos, el BCE ha hecho saltar por los aires cualquier expectativa de cumplimiento en ambas entidades. Antes de la última reunión del BCE, el mercado ya daba por hecho que las dos tendrían que rebajar oficialmente sus previsiones más pronto que tarde. Ahora, el desplome en Bolsa cotiza que ese tijeretazo debe ser inmediato.

El BCE dice ahora que la subida de tipos esperada oficialmente para este verano se retrasará hasta finales de 2019. Gran parte del mercado, que ya había desplazado cualquier movimiento al alza de los tipos a 2020, cree ahora que éste no se producirá hasta bien entrado el año que viene. Por lo tanto, la banca podría enfrentarse a otros cinco trimestres de tipos cero. Es decir, de sufrimiento máximo de los ingresos.

Los analistas están de acuerdo en que un escenario difícil ya estaba descontado en los precios de los bancos domésticos españoles antes de la reunión del BCE. El problema está ahora en que Draghi ha dejado claro que la desaceleración de la economía de la zona euro va a mucho más, con una previsión de crecimiento en 2019 que se desploma desde el 1,7% hasta el 1,1%.

"El mercado está empezando a imaginarse una posible japonización de la política monetaria europea, lo que perjudicaría a la operativa de los bancos", explica Victoria Torre, de Self Bank. Y esta sensación puede mucho más por el momento que el anuncio de nuevas inyecciones de liquidez o créditos baratos para la banca.

El cambio de reglas del juego en sólo un año es radical. En su plan estratégico, Banco Sabadell preveía un beneficio atribuido de unos 1.400 millones al cierre de 2020 . "La rentabilidad del banco se verá muy reforzada, en 2018 algo menos, pero en 2019 mucho más y en 2020 muchísimo más", explicaba entonces el presidente Josep Oliu. El banco asumía un Euribor a 3 meses en positivo (0,14%) en 2019 como en el caso del Euribor a 12 meses (0,29%).

Pero la realidad dice que la referencia a tres meses se sitúa en marzo en el -0,308% con subidas mínimas en lo que va de año, mientras que a 12 meses la referencia no deja de bajar, pero a un ritmo tan suave que sigue en el -0,108%. Muy lejos también de las expectativas de Bankia, que en su plan preveía que el euribor saltaría al 0,29% en 2019 y hasta el 0,73% en 2020.Un escenario de tipos que llevaría el beneficio del grupo hasta los 1.300 millones de euros en 2020.

Fuente: Expansion

Visitas: 25

Responde a esto



Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2019   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

google.com, pub-4565030210782421, DIRECT, f08c47fec0942fa0