Las eléctricas españolas mantienen sus dividendos pese a la sequía

Las cifras han corroborado esta semana lo que el mercado esperaba. La sequía ya ha empezado a tener sus consecuencias en los resultados de las eléctricas españolas debido a la caída de la producción de energía hidroeléctrica, tal y como han confirmado sus resultados del trimestre. Las firmas del sector, sin embargo, se han encargado de recalcar que el impacto no se reflejará en los dividendos con los que retribuyen a sus accionistas.

Si bien Iberdrola ganó un 18%, este resultado es fruto del negocio exterior y de extraordinarios, ya que el beneficio bruto de explotación (ebitda) se redujo un 5,1% tras la caída en la producción hidroeléctrica del grupo en un 57,6%. Pese a ello, aumentará ligeramente su próximo pago, aunque en su caso es más factible por el uso del scrip dividend, con el que el desembolso en metálico es mucho menor al repartir buena parte en papelitos.

Iberdrola introduce en esta ocasión una novedad que ya había anunciado. En lugar de las tres opciones habituales de un scrip (recibir acciones, vender los derechos en mercado o reclamar que la compañía los compre recibiendo así un pago en metálico), también se introduce la alternativa de cobrarlo en efectivo directamente. Gracias a un cambio fiscal reciente, los accionistas no notarán diferencia entre elegir la tercera o la cuarta opción a la hora de hacer su declaración a Hacienda -todo será una ganancia patrimonial como cualquier dividendo en metálico-. En el pago de julio se eliminará ya la tercera vía. Iberdrola ofrece 0,14 euros, que suponen un 2,1% de rentabilidad, y que pagará el 29 de enero. Aún no ha fijado las acciones antiguas necesarias para recibir una nueva.

Por su parte, Gas Natural también atribuyó la caída de su beneficio neto, del 14,7%, a la reducción del 72,4% en su producción hidráulica, así como los desastres naturales ocurridos en Chile y México. Pese a que mermarán sus resultados del año, la compañía ha acentuado que mantiene su retribución, cuyo compromiso, a falta de que presente su nuevo plan estratégico 2018-2020 en el mes de febrero, es de al menos 1 euro por acción. En ese plan deberá detallar qué hará con los fondos obtenidos en las últimas desinversiones. De momento, el próximo pago previsto para junio debería ser de 0,67 euros, que supone 3,7% de rentabilidad.

Una posición similar ha tomado Endesa. La eléctrica ha asegurado que su objetivo de beneficios y de dividendo sigue intacto, por lo que este año repartirá el cien por cien de lo que gane entre sus accionistas. En su caso, el beneficio neto se redujo un 18,5% por el impacto de los elevados precios del mercado mayorista. La compañía explicó que la baja producción hidroeléctrica y eólica ha provocado un aumento de la producción térmica, lo que supone un fuerte aumento de los precios del mercado mayorista que ha afectado a los costes en la compra de energía para la venta a clientes finales. Se prevé que abone un dividendo de 0,70 euros en enero, con el que se puede cazar otro 3,7%.

Fuente: Eleconomista


Visitas: 49

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2017   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio