El Brent gira a la baja con el rebrote en la ofensiva comercial de EEUU y abandona su asalto al nivel de los 80 dólares.

Un día después de que el barril de Brent reactivara su asalto a la barrera de los 80 dólares, con máximos intradía al filo de los 79 dólares, su precio se desinfla con mínimos por debajo incluso de los 76,5 dólares.

Las caídas en la sesión de hoy superan por momentos el 3% en la cotización del Brent, de referencia en Europa. El asalto a los 80 dólares queda aplazado, al igual que los intentos de la cotización del barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, de afianzarse en los 75 dólares.

Los operadores del mercado del petróleo optan por las ventas como respuesta al resurgir de la guerra de aranceles. La semana pasada la oferta de la Administración Trump a Europa para evitar la introducción de nuevos aranceles a la industria automovilística europea alimentó las esperanzas de un repliegue en la ofensiva comercial de EEUU. Estas esperanzas chocan ahora con los nuevos aranceles anunciados por EEUU, por un importe próximo a los 200.000 millones de dólares.

Los analistas no pasan por alto amenazas de represalias como la que lanzó en su día China, y que afectaba de lleno al mercado del petróleo. El gigante asiático planteó responder a las ofensivas de la Casa Blanca con nuevos aranceles a la importación de petróleo estadounidense. China es el destino de cerca del 20% de todas las exportaciones de crudo de EEUU, con una factura próxima a los 1.000 millones de dólares mensuales.

El fuego cruzado en política comercial entre las dos mayores potencias del mundo pone en riesgo las previsiones de crecimiento mundial. Las firmas de análisis se replantean sus anteriores estimaciones, y en casos como el banco de inversión Nomura barajan como "el peor escenario" una guerra cruzada entre EEUU y China que acabe con la introducción de aranceles del 10% de media a todos los productos procedentes del 'enemigo comercial'. La firma japonesa recurre a los datos comerciales de la OCDE para cifrar el impacto de estas medidas en un freno de 2,2 puntos porcentuales en el PIB de EEUU, y de 1,7 puntos en el de China.

Arabia Suadí, Libia e Irán

La desaceleración en el crecimiento, aunque fuera en una magnitud más moderada, reduciría sensiblemente la demanda de las dos potencias económicas, a su vez, los dos mayores consumidores de petróleo del mundo.

En su último informe mensual, publicado hoy, la OPEP estima que la demanda mundial de crudo alcanzará en 2019 los 100,3 millones de ba..., un 1,4% más que las previsiones para este año.

Si la amenaza de una guerra de aranceles impacta en la economía mundial, una eventual ralentización de la demanda coincidiría con el repunte de producción acordado en la última cumbre de la OPEP.

Los inversores ajustan sus perspectivas a corto y medio plazo sobre el equilibrio entre oferta y demanda con las noticias procedentes de Arabia Saudí, Libia e Irán. Los últimos datos conocidos hoy han reflejado un incremento de la producción de crudo de Arabia Saudí de 459.000 barriles diarios en junio, hasta los 10,489 millones de barriles, por encima del tope acordado con la OPEP de 10,058 millones de barriles.

Al margen de las cuotas, Libia ha anunciado la reapertura de varios puertos para la exportación de crudo, un factor clave en la reducción a más de la mitad de su bombeo de petróleo respecto a los niveles alcanzados en febrero.

Las previsiones sobre los niveles de exportación de Irán también podrían ajustarse al alza a raíz de los últimos comentarios sobre Irán lanzados desde EEUU. Desde la Casa Blanca han planteado la posibilidad de que varios países fueran eximidos de las sanciones que aplicará EEUU a partir de noviembre por la importación de crudo iraní.

Fuente: Expansion

Visitas: 20

Responde a esto


Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2018   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio