JPMorgan, optimista sobre las petroleras también al más largo plazo

El rally histórico del crudo impulsó ayer a las petroleras. Pero más allá del corto plazo, sus subidas pueden mantenerse a medio, largo y hasta muy largo plazo, según los analistas de JPMorgan, que aplazan el techo en la demanda de petróleo al año 2040.

La escalada próxima al 15% que se anotó ayer el precio del crudo impulsa las perspectivas de negocio de las petroleras. Sus cotizaciones ya recogieron claramente al alza los nuevos niveles en los que se mueve el petróleo, con subidas de media próximas al 3% en Europa.

Los analistas de JPMorgan, lejos de pensar que el tirón de ayer puede ser flor de un día, recurren al más largo plazo para despejar el horizonte bursátil del sector. Analizan las previsiones de demanda mundial de crudo a más de 20 años vista, y su conclusión es que a pesar de las iniciativas medioambientales para reducir la hegemonía del petróleo, la demanda no tocará techo hasta 2035-2040.

En concreto, la firma estadounidense de inversión considera que la demanda mundial de crudo será un 4% superior en 2040 respecto a los niveles actuales.

Las previsiones alcistas sobre la demanda impulsan las perspectivas favorables sobre los precios del crudo, añaden desde JPMorgan a la hora de destacar que las empresas petroleras cuentan además con unas valoraciones atractivas y unos sólidos niveles de caja.

Los analistas de JPMorgan adoptan desde hoy una perspectiva alcista sobre el conjunto de las petroleras europeas, y a la hora de sacar partido a estas previsiones favorables, elige a Shell como su opción favorita. La francesa Total y la austriaca OMV son otros dos de sus valores del sector para 'sobreponderar'.

Repsol

La petrolera española se sumó ayer a la estela alcista del sector con subidas del 1% para reconquistar el nivel de los 14 euros por acción. En la sesión de hoy repite avances, y se afianza por encima de este umbral.

Las acciones de Repsol tienen más cerca recuperar los máximos anuales registrados el pasado mes de marzo, en 15,10 euros, un nivel que dejaría a la petrolera a menos de un 7% de sus récords históricos, alcanzados en julio de 2018 por encima de los 16 euros.

Las firmas de inversión despejan el camino para que Repsol pulverice sus récords. Los analistas recopilados por Reuters sitúan la valoración media de la petrolera española en 17,25 euros por acción. La conquista de este nivel implicaría una subida superior al 20% desde su cotización actual.

Desde el comienzo del año, cuando el petróleo se movía en niveles mucho más bajos que los actuales (conel Brent en 53 dólares), los analistas se han mantenido firmes en su optimismo sobre Repsol. Al cierre de 2018 el consenso del mercado ya fijaba una valoración media para la empresa del Ibex de 17,14 euros por acción.

Fuente :Expansion

Visitas: 13

Responde a esto



Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa

© 2019   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio