BBVA se despide de los 6 euros presionado por la caída de la lira turca

Los inversores presionan la cotización de BBVA, que cae al cierre un 0,9% y pierde los 6 euros por acción ante los nuevos mínimos marcados por la lira turca, país en el que el banco obtiene un 16% de su beneficio a través de su participación en Garanti.

La sangría continúa para la divisa que este jueves se hunde otro 3% hasta 5,4385 dólares, ampliando la caída de este año a cerca de un 30%. La incertidumbre, entre otros factores, por el conflicto diplomático entre el país y EEUU ante la decisión del primero de comprar petróleo iraní, presiona también a los mercados de deuda locales, con el rendimiento de los bonos turcos a 10 años subiendo 60 puntos básicos hasta rozar el 20%.Hace solo tres meses, se situaban en el 13,9%, según datos recopilados por WisdomTree.

Aneeka Gupta, analista de la firma, recuerda que la lira se mantiene como la segunda moneda con peor comportamiento de los mercados emergentes este año, presionando la inflación del país hasta su nivel más elevado en 15 años, rondando el 12%.

En las últimas semanas, la cotización del BBVA se ha visto muy presionada por la caída de la moneda turca, y el banco ha cerrado en 5,94 euros por acción tras caer un 0,9% en bolsa, despidiéndose de los 6 euros que había logrado mantener desde el pasado 20 de julio de 2018. Pese a las tensiones, durante la última presentación de cuentas de la entidad, los directivos reafirmaron su compromiso en un país en el que, según los analistas de IG, la única esperanza para BBVA es "esperar una estabilización de los precios y confiar en el crecimiento económico que sigue siendo muy positivo, con un incremento del 7,4% del PIB el pasado junio".

En lo que va de año, BBVA pierde un 15% en bolsa. Y desde el inicio de la presentación de resultados del sector el pasado 24 de julio, se deja más de un 4%, siendo el segundo peor banco cotizado en el periodo, solo por detrás de la caída del 7% que acumula Bankinter.

La tensión en el mercado turco también se ha dejado notar en los CDS a cinco años. Los CDS son seguros que los inversores compran contra el impago de deuda de un país. Y a cierre del 7 de agosto, los de Turquía se habían disparado más de un 109% desde principios de año, la mayor escalada de todos los países emergentes, reflejando, a juicio de los expertos, “el temor de los inversores a una economía sobrecalentada”.

Desde WisdomTree indican que la economía turca sigue siendo vulnerable, ante un déficit por cuenta corriente muy elevado y unos niveles de inflación que casi triplican el objetivo del banco central del país. Esta misma semana, el banco central del país incrementó el acceso de los bancos a liquidez en dólares hasta los 2.200 millones de dólares. Algo que no ha terminado de funcionar para frenar la caída de la divisa. “Desde entonces, no hemos visto ningún toque de atención por parte del gobierno ni del banco central, y esperamos ver un cambio en la política monetaria, así como una política fiscal más restrictiva”, indican los analistas, sin descartar tampoco que Turquía acabe solicitando la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“La percepción de la comunidad inversora es que la política monetaria en Turquía no es independiente, ya que el presidente Erdogan se opone a una subida de los tipos de interés”, advierten los expertos.

Fuente: Invertia

Visitas: 55

Responde a esto




Sigue los Análisis de Megabolsa/dBolsa


© 2018   Creado por Fran.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio